TLHSI: ¡Hamburguesa madrileña! y de siempre

19 Jun

Se han puesto de moda las hamburguesas, es un hecho innegable.

Las hay de todo tipo, y de cada ingrediente encontramos mil variaciones posibles (menos del bacon, que es imposible mejorarlo y solo encontramos el original… jejeje :)

La carne… ternera de Kobe japonesa, carne de buey gallego, lomo de cebón, ternera argentina, con la carne picada ya mezclada con otros alimentos, ecológica (de vacas que durante su vida sólo han sonreído e ido al parque de atracciones), hechas a la brasa, a la parrilla, al vapor…

Los quesos... prácticamente todos tienen ya sitio dentro de una hamburguesa; manchego, parmesano, grana padano, queso azul, brie, queso de cabra, por supuesto cheddar…

Los panecillos… son de todo tipo, con sésamo como siempre, pan de hogaza, bollito, brioche, (o incluso sin pan).

La cebolla... va cruda, caramelizada, frita, en los típicos aros, cebolla roja, cebolleta, chalota…

Hasta el ketchup puede ser casero, la lechuga rizada, escarola, rúcula, canónigos… y eso sin contar los millones de ingredientes diferentes y nuevas combinaciones que están saliendo, como los omnipresentes boletus y foie, con manzana o mango, miel y nueces, con tempura de verduras, jamón serrano, nachos y guacamole…..

¡Ah! aparte de todo esto, están también las mil salsas que se pueden poner (a la pimienta o barbacoa las mas clásicas), sin contar las hamburguesas vegetarianas, de pollo, de pescado (como un Mc Sepia riquísimo que tomamos el otro día).

Como sabéis, las opciones gastronómicas son infinitas, pero, eso si, la decoración de los restaurantes no es muy variada, americano motero (Harleys, chupas de cuero, James Dean, etc..) o años 50 (tonos pastel, Marilyn Monroe, Grease, cadillacs enormes, luces de neón, James Dean otra vez (para lo que ha quedado el pobre), y poco más.

A pesar de todas estas modernidades y novedades, es el momento de reivindicar un sitio de hamburguesas madrileño de siempre, el Kinght and Squire, en nuestro nuevo barrio, (c/ Felix Boix 9).

20130514_220945

Con inspiración americana claro, pero lleva tantos años abierto que ya es un clásico para los gatos y un sitio ineludible si os habéis subido al carro de las hamburguesas, ya sea ahora con la moda, o como yo y muchos otros, para los que ir al Mc Donalds con los amigos de pequeño era lo máximo (yo creo que por eso me pone contento comerme una burguer, asociación emocional-estomacal, no saben nada los americanos estos…).

A lo que íbamos, nada más entrar al Knight and Squire, o mejor dicho, “el nait” como se conoce entre los habituales de este restaurante, llama la atención la decoración del local, en el que, literalmente, no ves un centímetro de pared libre.

20130514_220838

Todo está lleno de fotos y carteles de cine, música, motos, coches, mapas, latas de cervezas de todo tipo… infinitos objetos relacionados con la cultura americana de los 70 en adelante.

En el piso de abajo, por supuesto, una Harley Davidson empotrada en una mampara en la pared y un hueco en el techo con firmas de ilustres y otros menos conocidos que han querido dejar su huella allí.

20130514_212430

Solo por la decoración merece la pena pasarse, puede recordar un poco a un irlandés también en los colores, la madera y las barras.

Una vez sentados ( lo cual no será fácil ya que no reservan y se montan muchas colas), la carta es sencilla pero efectiva al máximo, hamburguesas por supuesto, bollitos holandeses (una especia de sandwiches en pan de bollito), sandwiches de siempre, una selección de huevos con cosas, perritos gigantes… y un “varios” con acompañamientos extras.

Todo lo que puedes necesitar y pedir cuando vienes a un sitio de estos.

20130514_212052

Nosotros optamos por un perrito suizo, al que han llamado suizo simplemente porque lleva queso, y por una Baconburguesa, cuyo nombre lo dice todo.

Quisimos probar un acompañamiento y nos lanzamos de cabeza y sin paracaídas (llámese omeprazol) al Chili con Carne, Cebolla y Queso.

20130514_212820

Lo que más nos sorprendió fue la rapidez con la que nos sirvieron, en menos de 4 minutos teníamos las dos hamburguesas y el chili encima de la mesa, y eso que una de las hamburguesas era muy muy hecha…

¡Alucinamos! Más rápido que un chino (que ya es decir).

Llegué a la conclusión de que los alumnos de la asignatura de Dirección de Producción de Empresariales deberían ir allí a ver como se optimiza un proceso de producción al máximo, eso es eficiencia y lo demás son tonterías.

Las hamburguesas siguen la misma filosofía, están muy buenas, pero no porque ninguno de los ingredientes sea de una calidad superior a la media, o porque la combinación sea original y sorprendente, no. Están buenas porque todo está como debe estar, la carne en su punto (en el que la pidas, pero bien), sabrosa, bien sazonada y no grasienta, la lechuga fresquita y no demasiada, la cebolla igual, no mucho que sino apabulla, el bacon crujiente pero no churruscado, así aporta el sabor y no sólo el crujiente.

Y lo más importante de todo, las proporciones son las correctas, saboreas la carne, que es lo importante, y lo demás complementa en su justa medida. Se notan, en mi opinión, los años de experiencia. Te hartas ya de ir a estos sitios modernos y pedir hamburguesas en las que los acompañamientos tapan el sabor de la carne.

Un detalle, para muchos importante, vienen acompañadas con patatas de bolsa, que no son lo mejor de lo mejor, pero es un acompañamiento lógico y decente.

El chili por cierto, estaba también muy bueno, picante pero sin pasarse y la cebolla cruda le va de lujo, ¡todo un acierto! para estómagos fuertes eso sí.

Los postres ya nos advirtieron que no son muy currados, y tanto que no. Tienen solo tarrinas de helado de la marca Farggi, de vainilla y chocolate, fresa y nata, cheesecake, como en los sitios de menú. Queríamos terminar con algo dulce, para huir un poco del ardor del chili, y la verdad que nos apañó, aunque evidentemente, no vengáis aquí buscando super batidos, cookies, brownies o chessecakes, porque no es un sitio de dulces, ni mucho menos.

La relación calidad-precio no puede ser mejor. Será una de las hamburgueserías más antiguas de Madrid, pero en lo ajustado de los precios es la más actualizada…

En definitiva, lo que todos buscamos, bueno, bonito y barato.

No es gourmet, pero si te quieres tomar una buena hamburguesa, ni te lo pienses, vente al “nait”.

¿Nos recomendáis algún sitio de hamburguesas en Madrid?

¿Conocíais este restaurante?

(seguro que vuestros padres sí :)

Anuncios

3 comentarios to “TLHSI: ¡Hamburguesa madrileña! y de siempre”

  1. trimadre junio 20, 2013 a 12:29 am #

    Genial el “nait”, muchas hamburguesas me he tomado allí en mis tiempos jóvenes… me habéis dado ganas de volver!!

  2. bea morillas julio 3, 2013 a 8:39 am #

    Hola, tenéis un email de contacto? Gracias.

  3. makeglez julio 3, 2013 a 8:13 pm #

    Hola Bea! Claro! Puedes escribirnos a antoniomolinahue@gmail.com Muchas gracias por leernos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: