Ya sabemos que el Gin Tonic está de moda, pero sorprende a tus invitados ¡convirtiéndolo en un postre!

14 Nov

He tenido en varias ocasiones el debate sobre si los gin tonic se han puesto de moda, o es que yo (y mi círculo de amigos) hemos llegado a una edad en la que es más típico consumir esta bebida y es más normal que te apetezca una copa más premium con algún detalle especial en busca de algo más que solo emborracharnos ;)

Lo que está claro es que yo, en particular, he descubierto esta bebida que, sobre todo, me parece perfecta para ciertos momentos, como después de comer, una tarde de frío en una casa con unos amigos…

He probado distintas marcas y distintas formas de prepararla (con fresas/frambuesas, trozos de manzana y canela, con regaliz, pepino), pero yo me quedo con un sabor cítrico, quizá el más clásico, pero por eso mismo ¡nunca falla!

Aprovecho para recomendaros un buen sitio en el que ofrecen una amplia gama de cócteles, SHUZO´S en el barrio de Salamanca de Madrid (Calle de Jorge Juan nº 52).

Regentado por el propio Shuzo, un japonés que vino a Madrid y creó esta particular coctelería, que, a pesar de su minúsculo tamaño, siempre está llena de gente, pero Shuzo se encarga de conseguirte un hueco para disfrutar tu cóctel (teniendo la posibilidad de acompañarlo de un plato de sushi que preparan ellos mismos). Os lo recomiendo, es un sitio muy divertido.

A raíz de mi devoción por este cóctel, me apunté a un curso de coctelería, a través de la página de ofertas Travelzoo, el precio 19€, a través de la empresa Drinksmotion.

En él nos enseñaron a preparar infinidad de combinados, margaritas, daikiri, cosmopolitan…

Pero me quedo con una gran idea que nos comentaron, convertir la copa de después de comer en un postre, literalmente.

¿Cómo? Muy sencillo, toma nota:

Ingredientes (para 4 personas):

150 ml. de agua, 150 gr. de azúcar, el jugo y la ralladura de 1 limón, 125 ml. de ginebra (recomiendo Citadelle), 200 ml. de tónica (Nordic o  Fever Tree), 5 hojas de gelatina (las podéis encontrar en cualquier supermercado grande tipo Carrefour), cuñas de limón y lima.

Elaboración:
Verter el agua y el azúcar en una cazuela hasta llevarla a ebullición suave durante 5 minutos. Retirar del fuego y añadir la ralladura de limón. Dejar reposar durante 15 minutos.
Verter la mezcla en una jarra/bote graduado para añadir el zumo del limón, la ginebra y la tónica, podéis ajustar cantidades al gusto (más o menos fuerte) hasta llegar a 600 ml.
Colocar la gelatina en un plato hondo y cubrirlo con agua. Dejar reposar 4 minutos para después escurrir el agua de la gelatina y añadir posteriormente 30 ml. de agua esta vez caliente. Mezclarlo con la el resto de ingredientes.
Echar un poco del líquido que obtenemos en copas tipo balón (por ejemplo) y meterlas en la nevera inclinadas, para que el líquido se vaya solidificando en diagonal.
Decorar las copas al servir con las rodajas de limón y lima. Probad a meter una tira de piel de limón o lima en cada copa antes de meterlo en la nevera para que así cuando se solidifique se vea en el interior de la gelatina, queda espectacular.
¡Y a disfrutar de este postre original, rico y digestivo! Ideal para cenas con amigos, podéis hacerlo perfectamente con otros combinados como el mojito, si sabes qué beben sorpréndeles elaborando uno personalizado al gusto de cada invitado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: